Vuelta al cole: celebramos que el nuevo curso sea presencial pero pedimos que no se baje la guardia

Millones de familias preparan estos días libros, mochilas y uniformes para la “vuelta al cole”, que comenzará, de forma progresiva y por Comunidades, a partir del próximo 6 de septiembre. El Gobierno y las Comunidades autónomas han establecido las bases de este nuevo curso, que tendrá como principal característica la presencialidad, es decir, una vuelta a la enseñanza presencial en todos los niveles educativos.

La Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) ha celebrado esta apuesta por la presencialidad por varias razones, la más importante, el beneficio que supone para los alumnos, desde el punto de vista académico y emocional, y porque garantiza la igualdad de oportunidades y minimiza las diferencias sociales en el acceso a los medios digitales. El presidente de la FEFN, José Manuel Trigo, destaca en este sentido, “las consecuencias tan nefastas que ha tenido la enseñanza online para los niños de familias con menos recursos, que, al no disponer de los equipos necesarios, no han podido seguir el curso a pleno rendimiento y se han visto los resultados, que no han sido los deseados; el nivel académico se ha resentido notablemente”.

Pero, además, la FEFN considera que la vuelta a las clases tiene otra ventaja importante, la que supone para los padres y madres a la hora de poder conciliar, “una necesidad para las familias”, destaca el presidente. “En estos meses de pandemia hemos visto que el teletrabajo es una opción muy válida, que los expertos dicen que ha llegado para quedarse, pero desgraciadamente es algo que no está al alcance de todas las familias y además, aunque se pueda teletrabajar, si tienes varios niños en casa, como ocurre en las familias numerosas, es muy difícil atender adecuadamente el trabajo, responder llamadas o tener una reunión y a la vez estar pendiente de tus hijos, hacer de profesor y ayudarles con sus clases online”, señala José Manuel Trigo.

La FEFN confía en que el control de la pandemia evolucione favorablemente de manera que las familias tengan un respiro este curso, tras la carga física y emocional que han soportado en el último año, incluso en los casos en los que ha habido clases presenciales, ya que muchas familias han pasado por varias cuarentenas. Por ello, la FEFN celebra la apuesta por la presencialidad, pero pide que no se baje la guardia, que se haga un esfuerzo en recursos para poder controlar la situación y minimizar los riesgos de contagio y los correspondientes confinamientos: “Pensemos en familias con 3, 4, 5 o más niños, que cada dos por tres vienen con un posible contagio en clase… es un gran trastorno para toda la familia y hay padres y madres que no pueden trabajar desde casa”, explica.

La FEFN demanda un control y seguimiento exhaustivo de las medidas de prevención, como la ventilación, el uso de mascarillas, etc., sobre todo teniendo en cuenta el incremento de la ratio y la menor distancia entre alumnos que se ha establecido este curso, para que no se produzca un repunte de los casos de contagios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR Y CERRAR AVISO ACEPTAR
Aviso de cookies