Tras la experiencia de la pandemia, la mitad de las familias numerosas piden horarios flexibles para poder conciliar

La conciliación sigue siendo una asignatura pendiente, que no ha quedado superada con la experiencia del teletrabajo durante la pandemia; es una gran preocupación para las familias con hijos y, en particular, para las familias numerosas, que demandan medidas que les ayuden a poder compaginar familia y trabajo.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio realizado por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) con el apoyo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y la participación de la empresa demoscópica GAD3, sobre las familias numerosas un año después de declararse la emergencia sanitaria. Acceder al Estudio

El estudio, basado en casi 1.800 encuestas realizadas a familias numerosas de toda España, revela hasta qué punto ha afectado a los padres y madres la conciliación, una cuestión que ha tenido un importante impacto a nivel emocional, sólo superado por la inseguridad ante la propia pandemia. Y es que para el 60% de las familias numerosas, lo que más les ha influido emocionalmente ha sido la incertidumbre ante la evolución de la crisis, pero un 53,5% de estos hogares, es decir, más de la mitad, asegura que ha sido el “no poder atender bien las responsabilidades familiares y laborales”, muy por delante del miedo al contagio, que han señalado el 23% de las familias, o la reducción de ingresos, que ha generado estrés al 20,7% de los encuestados.

En relación con el teletrabajo, las familias presentan situaciones variadas, ya que algunas no han trabajado en casa en ningún momento por pertenecer a servicios esenciales, otros han podido teletrabajar sin problemas (25,1%), probablemente por tener hijos de cierta edad y más independientes y otras familias contaban con la ayuda de algún familiar (11,4%); sin embargo, un 24,7% de familias reconoce que ha tenido dificultades para compaginar el cuidado de los hijos con el teletrabajo y el mismo porcentaje asegura que no contaba con los equipos necesarios para poder trabajar y estudiar en casa todos. Al margen de este variado escenario, el estudio deja claro que la conciliacion ha sido un quebradero de cabeza para las familias numerosas: el 40,5% de ellas, es decir, 4 de cada 10, asegura que ha “sentido estrés por la dificultad de compatibilizar el tiempo de trabajo con el dedicado a la vida familiar” y, por ello, piden medidas que les permitan compaginar ambas esferas de la vida de una forma adecuada.

La clave para conciliar está en el horario laboral, que las familias consideran que debe estar adaptado a las necesidades familiares de los hogares con más hijos. Según los datos recogidos en la encuesta, la flexibilidad horaria es la medida más valorada para el 47,8% de las familias numerosas, un 40,5% apuesta por la “reducción de jornada contando con una ayuda económica” que pueda compensar la reducción salarial derivada de trabajar menos y un tercio de las familias (31,4%) cree que hay que promover la jornada intensiva.

Según el presidente de la FEFN, José Manuel Trigo, “estos datos ponen de manifiesto que hay una carencia importante en materia de conciliación, porque hoy en día existe la posibilidad de que padres y madres se reduzcan la jornada laboral por cuidado de hijos menores, pero en la práctica no se puede hacer porque supone perder una parte importante de los ingresos del hogar”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR Y CERRAR AVISO ACEPTAR
Aviso de cookies